lunes, 15 de enero de 2018

Si la conciencia se queda tranquila, has dicho y hecho lo que debías



Una conciencia tranquila no se logra únicamente respetando a los demás, sino que también debemos saber hacer valer nuestras opiniones y poner límites para salvaguardar nuestro bienestar


Para ser un buen comunicador no basta con hablar claro. La persona que es capaz de hacer uso de la asertividad, con respeto pero con firmeza, disfrutará de una conciencia más tranquila. De un corazón más íntegro y auténtico.

Sin embargo, hay algo que resulta curioso. Según diversos estudios como el publicado en Save Journal, solo el 18% de la población tiene una puntuación elevada en cuanto asertividad.

El resto, más o menos “sobrevivimos” o, sencillamente, optamos por mirar, asentir y callar.

No hay que caer en los extremos. No hace falta ser la clásica persona sin pelos en la lengua, que nada se calla y todo lo habla. Tampoco es saludable habitar en las esferas de la rendición, del conformismo y el silencio.

Necesitamos, por encima de todo, llegar a la almohada por las noches con la conciencia tranquila. Sabiendo que nuestros valores y nuestras acciones están en completa armonía.

Te proponemos reflexionar sobre ello a través de estas dimensiones.

Cómo lograr una conciencia tranquila

Según un interesante artículo publicado en el espacio Psychology Today, el 86% de la población busca, por encima de todo, evitar el conflicto.

Procuramos vivir en ese equilibrio donde ser aceptados. Donde aceptar algunos comportamientos o actitudes molestas para no generar más problemas, para no incrementar la presión psicológica o encontrarnos, de pronto, con el rechazo de los demás.

Te recomendamos leer también“es más frágil quien menos lo aparenta”

Este tipo de comportamientos son habituales, tanto a nivel familiar como el laboral. Soportamos el mal genio de nuestro padre. Las palabras poco acertadas de nuestra prima. Aguantamos que ese compañero de trabajo hable mal a nuestras espaldas de vez en cuando.

Poco a poco toleramos tantas cosas que, casi sin saber cómo, se forma una gran montaña. Una montaña amenazante que nos devuelve el reflejo de lo que somos: alguien que calla y otorga.

Veamos a continuación cómo gestionar estas situaciones.



Todo tiene un límite y está en tu dignidad

No pasa nada si a esa prima molesta la vemos –y la soportamos– solo una vez al año. Tampoco habrá problema si el mal genio de nuestro padre es puntual. Si al poco, se da cuenta de sus actos y los enmienda de forma adecuada.

· Ahora bien, en caso de que esta y otras conductas sean reiteradas y afecten ya a nuestra dignidad y autoestima, hay que actuar.

· Todos tenemos un límite. Hay quien tolerará más ciertos actos y quien, sencillamente, “saltará” a la mínima.

· No dejes que tu límite llegue hasta la línea del dolor, de la destrucción. Si algo te molesta, ahí está tu barrera, el botón rojo que debes pulsar para actuar.

Sé contundente y objetivo en lo que no quieres y te molesta

No se trata de hacer daño. Tampoco hacen falta los gritos ni los malos modos; sin embargo, hay que ser claros y directos.

“No me gusta que hables a mis espaldas. Es una falta de respeto que no voy a tolerar. Lo que haces no es de personas maduras ni respetuosas. Ponle fin y no difundas falsedades”.

“Ni quiero ni puedo hacer todo lo que me pides. Te ayudaré en lo que necesites, pero a veces abusas de mi confianza sin respetarme, sin tenerme en cuenta”.

Descubre también estas claves para superar el“Síndrome de Wendy o la necesidad de satisfacer al otro”

· Estos son dos ejemplos sencillos de cómo deberíamos actuar. Sin agredir, con asertividad y tranquilidad.

· Asimismo, ten en cuenta otro aspecto. Cómo reaccionen las otras personas ante tus palabras no es responsabilidad tuya.

Si lo toman mal o se ofenden deberán asumirlo, y demostrarán, a su vez, su grado de madurez personal.



Defendernos implica a veces ir en contra de lo que nos han enseñado

Lo creamos o no, vivimos en una cultura donde se piensa que quien defiende su dignidad es egoísta. Que decir la verdad es ser un reaccionario, un irrespetuoso.

Hay que saber entender el contexto y la situación. Sin embargo, está claro que no siempre nos educan para defendernos, para amarnos a nosotros mismos.

· En las escuelas no se educa aún en inteligencia emocional.

· En los hogares, muchos asumimos el rol de nuestros padres. Aprendemos que hablar de nuestras necesidades emocionales es de débiles.

· Que es mejor llorar a escondidas, que “se disimula lo que nos hace daño para no hacer daño” a otros.

Son esquemas de pensamiento que hay que derrumbar cuanto antes.

· Para vivir con la conciencia tranquila hay que defender espacios, valores, derechos. Siempre habrá un momento en que debamos reaccionar contra algo o alguien. Son muchas las personas acostumbradas a avasallar, a desplegar sus artes egoístas.

Descubre también7 signos tempranos de las relaciones abusivas


Nosotros, por nuestra parte, hemos de aprender a actuar siempre con respeto, pero defendiendo límites. Haz y di lo que sientes en todo momento, sin agredir, pero protegiéndote.

Nadie puede hacerlo mejor que tú mismo.


https://mejorconsalud.com

5 permisos para tu crecimiento emocional que debes darte desde hoy mismo




Aunque nos resulte contradictorio, los permisos que más valor deben tener en nuestra conciencia son aquellos que nosotros mismos nos damos. Lo que los demás opinen debe ser secundar


Hablemos de permisos emocionales. Es muy posible que nadie te haya hablado de ellos. De hecho, ni se estudian en los colegios ni nuestros padres, en ocasiones, se preocupan por transmitírnoslos.

Los permisos emocionales son los ingredientes más importantes para tener una vida digna, feliz, equilibrada. Están hechos de libertades y de emociones que nos sanan en momentos de dificultad.

Ahora bien, algo que todos sabemos es que la mayoría del tiempo centramos nuestra existencia en el exterior. Nos preocupamos por quedar bien con los demás. Por ofrecer lo mejor de uno para que el resto esté bien.

Sin embargo, ¿por qué no empezamos ya a fijar nuestra mirada hacia el interior? Lo creamos o no, es así como uno despierta de verdad: mirando hacia dentro para ser más libres en el exterior.

A continuación, te proponemos descubrir cuáles son esos 5 permisos que debes darte para favorecer tu crecimiento personal. Empieza hoy mismo a ponerlos en práctica. De hecho solo necesitas dos cosas para conseguirlo:

Valentía y deseo de ser feliz.

Los 5 permisos para tu crecimiento emocional

Nos damos permisos en el trabajo para ir al médico o para resolver asuntos burocráticos. De vez en cuando, nos damos sencillos caprichos: salir con las amistades, comprarnos un libro, un vestido nuevo, salir a pasear en soledad a última hora del día…

Lee también“cada día soy más humana, menos perfecta y más feliz”

Ahora bien… ¿Qué hay de los permisos de felicidad? ¿Cuándo fue la última vez que te dijiste a ti mismo “me voy a ser feliz”? Sabemos que no es fácil, que nadie puede romper así como así sus obligaciones para hacer lo que se desee.

Sin embargo, la clave está en el equilibrio y ante todo, en darnos permiso para ser felices en aquello que hacemos. Toma nota de estas 5 claves.

1. Me doy permiso para ser quién soy y no cambiar por nadie


Puede que te sorprenda, pero las personas cambiamos muy a menudo por influencias ajenas. A veces, una relación de pareja tormentosa y complicada va limando muchas de nuestras características.

· Dejamos de ser quien somos para convertirnos en la sombra de alguien. Nos olvidamos de cuidarnos, de atendernos y, poco a poco, vivimos con más miedos que con ilusiones.

· No cambies por nadie. Defiende tus esencias, tus valores, tus bellezas internas. Date permiso para celebrar lo que eres sin necesidad de hacer renuncias.

2. Me doy permiso para sentir y comprenderme

Nos pasa muy a menudo: nos sentimos frustrados, enfadados con alguien, dolidos o decepcionados. Ahora bien, en lugar de desenredar este nudo emocional para darle solución, lo guardamos en lo más hondo de nuestro corazón, dismulándolo.

· Aparentamos que no pasa nada, “que todo está bien” cuando, en realidad, no es así.

· No lo hagas, date permiso para sentir, para comprender, resolver y sanar. La libertad emocional es imprescindible para cimentar nuestra felicidad.

· Por otro lado, el hecho de comprender qué sentimos y cómo nos afectan determinadas cosas y personas, nos permite conocernos mucho mejor. Date permiso para ahondar en tus partes más oscuras, sácalas a la luz y sánalas.

Descubre también“qué influencia tiene nuestra madre en nuestra salud”

Algo así te obligará, sin duda, a enfrentarte a muchos de tus miedos y a esos problemas no resueltos que todos arrastramos en el presente.



3. Me concedo el permiso de buscar aquello que deseo

Antes de buscar aquello que nos hace felices, debemos tener claro qué queremos. Resulta curioso, pero muchas personas viven gran parte de su existencia sintiendo ese vacío interior donde no tienen claras sus prioridades ni qué necesitan para ser felices.

· Date permisos para alcanzar la calma interior. Que nadie te traiga amarguras, que nadie te obligue a hacer cosas que no encajan con tus valores.

· Date permiso para que cada día valga la pena. No importa que tengamos obligaciones y deberes: regálate dos horas para ti mismo, haciendo aquello que deseas.

· Márcate propósitos por los que luchar, ponte ilusiones a corto y largo plazo.

· Enfoca tu vida de forma que, cada vez que abras los ojos por la mañana, las ilusiones te empujen a seguir adelante, a luchar.

4. Tengo derecho a tener mi propia opinión, me concedo el derecho a expresarla

No te calles, practica la sinceridad cada día de tu vida. Solo así sentirás esa congruencia emocional donde lo que piensas y sientes se corresponde con lo que haces y dices.



5. Me doy permiso para cerrar etapas

Cerrar ciclos y esas etapas no es algo precisamente fácil. Tanto es así que son muchos los que se niegan a ello. Piensan que es mejor callar, soportar y mantenerse en esa dinámica que, aunque nos hace infelices, es lo único que tenemos.

No lo hagas: date permiso para ser feliz y sé capaz de dejar lo que no se sostiene, lo que hace daño, lo que ya no es de tu talla.

Descubrepor qué es mejor la calidad de vida que el nivel de vida

Cierra etapas, di sí a los cambios que llegan para mejor y que te traen nuevas oportunidades para ser feliz. Elige crecer por dentro para ser feliz por fuera.

Concédete estos 5 permisos desde hoy mismo.

 https://mejorconsalud.com




15 enseñanzas de María Montessori que ningún padre debería olvidar jamás



A lo largo de la historia, el mundo dio nacimiento a mujeres increíbles que fueron precursoras en muchas cosas de las que hoy gozamos de manera natural, pero que durante el siglo pasado representaron logros a obtener y derechos a conquistar que parecían imposibles.

Entre tantas mujeres destacadas, inteligentes y con espíritu de sacrificio en función de los demás, encontramos a esta educadora italiana llamada María Montessori, que se dedicó a tantas cosas que apenas podemos creerlo. Fue educadora, científica, pedagoga, médica, psiquiatra, filósofa, antropóloga, bióloga, psicóloga además de una ferviente católica feminista y humanista. ¡Fue la primera mujer italiana en obtener un título como doctora en medicina!

María Montessori fue precursora en un método basado en la posibilidad de que el niño evolucione haciendo las cosas libremente y a su ritmo. “Cada niño es único”, decía en sus escritos. Su método es uno de los primeros en considerar al niño como un individuo basándose en una educación sensorial además de un material didáctico especializado.

A medida que avanzaba en sus prácticas, María Montessori escribió en sus distintas obras numerosos principios en favor del desarrollo de los niños. Veamos algunas de sus enseñanzas simples que podemos seguir en favor de hacer niños más felices.


1) Los niños aprenden de todo lo que los rodea. Es por eso que sus padres son su mejor modelo.

2) Si los padres critican a un niño, lo primero que aprenderá es a juzgar.

3) Si por el contrario, los padres elogian de manera frecuente a su niño, aprenden a valorar.

4) Si los padres manifiestan hostilidad hacia su niño, aprenderá a pelear y a discutir.

5) Si los padres ridiculizan a su niño de manera frecuente, se convertirá en una persona tímida.

6) Si tu niño crece sintiéndose seguro de sí mismo, aprenderá a confiar en los demás.

7) Si desprecias frecuentemente a tu niño, desarrollará un sentimiento negativo de culpa.

8) Si demuestras a tu hijo que sus ideas y opiniones siempre son aceptadas, lo harás sentir bien y seguro de sí mismo.

9) Si tu hijo crece en un clima de protección, integridad y en el que se sienta amado, aprenderá a encontrar el amor en el mundo.

10) No hables nunca mal de tu hijo. Ni en su presencia, ni en su ausencia.

11) Como padres, valoren sus cosas buenas de manera tal que nunca haya lugar para las malas.

12) Escucha siempre a tu hijo y respóndele siempre que te pregunte algo o te hago un comentario.

13) Respeta siempre a tu hijo, incluso en los momentos en el que comete errores. Apóyalo. Un día u otro corregirá sus faltas.

14) Si tu hijo busca algo, debes estar dispuesto ayudarlo, permitiendo que por sí mismo encuentre lo que busca.

15) Cuando te dirijas a tu hijo, ofrécele lo mejor de ti.

Con estos consejos María Montessori no quería transmitir la idea de que debíamos dejar hacer a nuestros hijos lo que quisieran o que sean completamente libres. Debemos analizar estos consejos a través de un buen prisma, porque su intención es hacernos entender que como adultos somos guías y que debemos desarrollar las herramientas necesarias para hacerles descubrir de todo lo que pueden ser capaces.

Cada niño a su ritmo y con sus propias capacidades puede lograr todo lo que se proponga. Se trata simplemente de ser respetuoso e intuitivo para que su desarrollo se dé con naturalidad y por sobre todas las cosas, que sean felices.

Todos los padres queremos lo mejor para nuestros hijos, pero muchas veces no sabemos muy bien cómo actuar. Aprendamos de estas personas que han hecho tanto por la educación y de quienes
podemos obtener consejos maravillosos. Hagamos nosotros también a nuestros hijos felices.

https://saludable.guru

domingo, 14 de enero de 2018

Interocepción: El arte de habitar nuestro cuerpo


Algunos lo han catalogado como nuestro “sexto sentido”, y no andan desacertados. Es tan importante poder escuchar y sentir lo que ocurre a nuestro alrededor como lo que pasa en nuestro interior. Escuchar y atender las señales que nos envía el cuerpo no solo nos ayuda a vivir mejor sino que también nos da la voz de alarma cuando algo va mal.


¿Qué es la interocepción?


Interocepción significa, literalmente, "percepción interna" del cuerpo. Es la capacidad para conectarnos con las diferentes sensaciones internas, para “escuchar” nuestro cuerpo. En práctica, implica ser conscientes de las sensaciones que se generan en los músculos, la piel, los órganos y los huesos y darles un sentido. Se trata de una capacidad muy importante para nuestro bienestar, tanto físico como psicológico.


Interocepción: Cuidarnos mejor y ser más empáticos


Los médicos coinciden en que las personas que han desarrollado un buen nivel de interocepción suelen ser más saludables ya que se cuidan mucho más. Para detener a tiempo un infarto cardíaco, por ejemplo, es fundamental reconocer los pródromos (las sensaciones que anteceden al cuadro agudo), de manera que este se pueda detener a tiempo. Si una persona no tiene una buena interocepción, no podrá captar ni comprender esas sensaciones, por lo que su vida correrá más peligro. Por tanto, sentir las señales que vienen de nuestro cuerpo y aprender a darles un sentido puede ayudarnos a atajar diversas enfermedades a tiempo.


Sin embargo, los efectos de la interocepción no se limitan a nuestra salud física. Los neurocientíficos no tienen dudas de que los estados fisiológicos juegan un papel importante en las experiencias afectivas, por lo que cada vez existen más estudios que relacionan este "sexto sentido" con la empatía y el altruismo.


Así lo comprobaron, investigadores de la Universidad de Keiō, quienes analizaron diferentes parámetros de los estados fisiológicos mientras las personas realizaban tareas de contenido neutro o relacionadas con la empatía. Descubrieron que, en efecto, la retroalimentación aferente de la actividad visceral contribuye a realizar inferencias sobre el estado afectivo de los demás y actuar en consecuencia. En palabras sencillas: la interocepción nos permite ser más empáticos.


Otro estudio realizado en la Universidad de Londres descubrió que las personas que eran más precisas estimando los latidos de su corazón sin tomarse el pulso, una medida que se utiliza como indicador de la interocepción, también eran mejores detectando los estados emocionales de los demás, sobre todo aquellos transmitidos a través de los movimientos corporales.


Investigadores de la Universidad de Estocolmo también comprobaron que las personas que han desarrollado de manera natural su sentido de la interocepción son más altruistas y generosas. Sin embargo, apuntan que mejorar ese “sexto sentido” en el laboratorio no genera cambios en el comportamiento. ¿Qué significa esto? Que algunas personas tienen una habilidad especial para “escuchar su corazón” y conectar con los demás.


El lado oscuro de la interocepción


Hay personas que tienen un "exceso" de interocepción, lo cual las expone a un riesgo mayor de desarrollar trastornos de ansiedad e hipocondría. El problema es que si no sabemos lidiar bien con esas señales internas, corremos el riesgo de percibirlas como alarmantes y reaccionar con miedo y ansiedad.


De cierta forma, este es el mecanismo que se esconde detrás de los ataques de pánico. Cuando una persona ha tenido manifestaciones somáticas muy desagradables, es probable que luego desarrolle una actitud hípervigilante; es decir, que se centre de manera obsesiva en las señales fisiológicas, lo cual le puede llevar a confundir sensaciones corporales complemente normales con los signos del ataque de pánico. Así, la interocepción se encuentra en la base del “miedo al miedo”.


De hecho, un estudio realizado en la Universidad de Nápoles desveló que existe una relación entre la conciencia de las sensaciones corporales y los trastornos somatomorfes (como la hipocondría y la somatización). Sin embargo, estos investigadores también apuntan que el problema no se halla en el nivel de interocepción sino en la tendencia de las personas a malinterpretar y amplificar las sensaciones corporales. Es decir, el problema no es la percepción de los estados internos sino el significado que les atribuimos.


Mindfulness: La vía para desarrollar una interocepción sana


La práctica del mindfulness es muy beneficiosa para desarrollar una interocepción saludable. La clave radica en que la meditación mindfulness, así como la meditación vipassana, nos permiten prestar atención a las sensaciones físicas, de manera que desarrollemos nuestra capacidad para reconocer lo que nos está ocurriendo, pero también nos enseña a no reaccionar ante esas sensaciones y aprender a controlar aquellas que nos resultan desagradables o incluso dolorosas.


Las Neurociencias ya han comprobado la eficacia de esta técnica. Hace poco, un grupo de neurocientíficos de la Universidad de Toronto recurrieron a las imágenes de resonancia magnética funcional para examinar la capacidad de las personas para acceder a las representaciones interoceptivas, comparando a un grupo que había recibido un entrenamiento en meditación mindfulness con otro grupo que nunca había practicado esta técnica.

Apreciaron que, efectivamente, algunas zonas del cerebro de las personas que practicaban la meditación mindfulness, entre ellas la ínsula (vinculada con los estados viscerales emocionales) y la corteza prefrontal dorsomedial (relacionada con la conciencia de “sí mismo”) se reorganizaban para permitir la conjugación de las experiencias sensoriales del medio con las experiencias sensoriales internas.


Por tanto, el mindfulness no es simplemente una técnica para amplificar y concientizar lo que ocurre en nuestro cuerpo sino que también nos permite “domar” la mente, de manera que no reaccione de manera exagerada ante esas sensaciones. En otras palabras: nos ayuda a conectarnos con nuestro cuerpo desde la ecuanimidad y a integrar las experiencias externas con las internas.




Fuentes:
Piech, R. M. et. Al. (2017) People with higher interoceptive sensitivity are more altruistic, but improving interoception does not increase altruism. Scientific Reports; 7: 15652.
Christensen, J. F. et. Al. (2017) I can feel my heartbeat: Dancers have increased interoceptive accuracy. Psychophysiology; doi: 10.1111/psyp.13008.
Longarzo, M. et. Al. (2015) The relationships between interoception and alexithymic trait. The Self-Awareness Questionnaire in healthy subjects. Front Psychol; 6: 1149.
Farb, N. et. Al. (2013) Mindfulness meditation training alters cortical representations of interoceptive attention. Soc Cogn Affect Neurosci; 8(1): 15–26.
Fukushima, H. et. Al. (2011) Association between interoception and empathy: evidence from heartbeat-evoked brain potential. Int J Psychophysiol; 79(2): 259-265.


Rincón de la Psicología


La gente dice que “es normal tener celos cuando uno ama a alguien”, ¿será verdad?.



Hay quienes afirman que los celos “no son tan malos” cuando no son excesivos.

Sirven para “condimentar a la pareja”. Pero si los celos se vuelven excesivos pueden ser peligrosos. Algunas mujeres desean ser celadas, sin esa “adrenalina” no se sienten amadas, y los hombres por su parte se “reconectan” cuando el cosquilleo de los celos se cruza por su mente. La gente dice que “es normal tener celos cuando uno ama a alguien”.

Nos sumergimos en sus aguas, nos envenenamos con sus intrigas, nos mareamos con sus contradicciones e incluso jugamos al detective buscando datos reveladores que confirmen pero a la vez nieguen lo que pensamos.

No hay creencia que nos limite más que la que confina el amor a los celos.

Los celos en toda escala son una expresión emocional del miedo a la pérdida o al abandono. Si bien puede ser cierto que “muchos alguna vez los hemos padecido”, lo cierto es que los celos no tienen nada que ver con el AMOR sino con nuestra autoestima, con la seguridad y confianza en nosotras mismas.

Hay un dicho absurdo como “Si sufre nos ama”.

Si “sufre” es porque tiene una forma particular de procesar la vida que le dice: “puedes perder a tu pareja, y sin ella no eres nadie”. Muchas veces sucede que estamos en una relación y cuando se estabiliza “creemos que todo ya está resuelto”, que el amor solito se mantendrá libre de pecados, pero cuando advertimos que “a él o a ella” le han echado el ojo, REACCIONAMOS. ¿Qué está pasando?, lo conquistado requiere de cuidado, de contención, de procurar.

El miedo es uno de los enemigos vitales del amor.

El amor no prospera porque la gente tiene miedo a comprometerse, ¿qué significa eso? Miedo a ser lastimados. Siempre digo que es mejor un corazón con parches que uno sin estrenar. Si los celos son el reflejo del bajo amor propio, ¿no es válido sentirlo cuando nos engañan? Al ser engañadas no sentimos celos: sentimos el dolor de la traición, el sufrimiento de no seguir siendo “lo más importante” para esa persona, de haber dejado de ser “elegibles” para nuestra pareja.


http://amosermujer.life

MEDITACIÓN DE LOS CUATRO PILARES DEL PRESENTE



Acercarnos cada vez mas al instante presente es la clave fundamental de todo camino de realización personal.

Esta es una mediación técnicamente muy simple pues utilizamos soportes que están siempre presentes en nosotros y no tenemos que crearlos a partir de la visualización u otros medios.

Es importante que no busquemos nada en concreto y que estemos abiertos a lo que surja. También es conveniente seguir las etapas sin prisa ni ganas de pasar a la siguiente. Necesitamos profundizar en cada una de ellas porque cada una nos llevará a la siguiente sin necesidad de ir a buscarla.

PRACTICA


Empezaremos sentándonos en posición de loto, semiloto o la postura de rodillas y la espalda bien recta. Ojos ligeramente entreabiertos y mandíbula relajada.

En esta posición iniciaremos la sesión con la respiración de fuego (Kapalabhati) (mínimo 80 veces). Con ello, relajaremos el diafragma y podremos realizar la meditación con una respiración relajada.

Finalizada la respiración de fuego, suavizaremos nuestro aliento y realizaremos durante 5 minutos una respiración completa con la espiración más larga que la inspiración. Atentos al aire que entra y sale por la nariz, sintiendo como el aire que entra esta más frió que el que sale, sintiendo el roce del aire en nuestras aletas nasales. En este punto, ya podremos estar sintiendo “el primer pilar del presente” que es la vibración que envuelve nuestro cuerpo, la energía etérica vibrando.

Pasados estos 5 minutos, bajaremos la profundidad de nuestra respiración, manteniendo una respiración de meditación. Nuestra atención seguirá concentrada en el aire que entra y sale por la nariz durante, aproximadamente, 15 minutos. Aparecerán pensamientos, imágenes y los dejaremos pasar, sin luchar con ellos, sin enfadarnos por tenerlos, volveremos inmediatamente nuestra atención al aliento entrando y saliendo de nuestra nariz. Poco a poco nuestro cuerpo y nuestra mente se irán relajando. En todo momento estaremos atentos a las sensaciones. Este aliento en que apoyamos nuestra concentración, es el “segundo pilar del presente”.

A medida que nos vamos relajando percibiremos el sonido interno o nadam, que se percibe como un pitido entre las sienes o eventualmente como campanas. No lo busquemos, dejemos que aparezca a medida que nos vamos relajando. No llevemos la atención al sonido interno en cuanto aparezca. Pasaremos unos minutos atentos al aliento aunque de fondo atentos también al sonido interno. Una vez consolidada la percepción del nadam, nos dejaremos envolver por este sonido, permitiendo también las percepciones visuales. Podremos sentirnos envueltos en un entorno de luz y sonido que todo lo abarca y en el que podremos sentirnos una mota de polvo flotando en un mar de luz y sonido o sentir que todo lo abarcamos y que somos uno con todo lo quenos envuelve. Permaneceremos unos 15 minutos en esta atención. Este sonido interno es el “tercer pilar del presente”.

Con nuestra atención en el sonido interno y una respiración de meditación, poco a poco iremos sintiendo los latidos del corazón. Como en la anteriores fases seguiremos concentrados en el nadam, notando cada vez más consolidado el latido del corazón, es entonces cuando dirigiremos nuestra atención principalmente a estos latidos. Este es el “cuarto pilar del presente”.

En este punto procuraremos visualizar el corazón. Visualizaremos los detalles del corazón, el movimiento del latido, e iremos, poco a poco, visualizando y sintiendo el corazón en su conjunto.

Nos dejaremos envolver por esta visión y este sentimiento, hasta que nos iremos fundiendo con el corazón, con sus latidos.
En este punto, trataremos de voltear el corazón dejando la parte interna en el exterior. En este punto, se abre un portal multidimensional, un túnel oscuro y al final un gran resplandor blanco.

©Juan Bombi
https://meditarte.com


viernes, 12 de enero de 2018

MEDITACIÓN, PRESTAR ATENCIÓN A TU CORAZÓN



Acomódate en una habitación silenciosa, sentado y a solas. Escoge un momento en el que te olvides del tiempo, no existe la prisa.

El mejor momento es a primera hora de la mañana, cuando nuestra mente está alerta y todavía se mantiene fresca; intenta evitar que sea al atardecer, cuando la conciencia se está preparando para dormir.

Meditación con Corazón

Cierra los ojos y concentra toda tu atención en el centro de tu pecho, ahí donde se encuentra el corazón. (Como todo el mundo conoce, el corazón se encuentra físicamente ubicado hacía la izquierda, pero este hecho es irrelevante para llevar a cabo esta meditación: el centro de espiritualidad del corazón se ubica directamente detrás del esternón)

Toma conciencia de tu corazón como un espacio. No intentes oír sus latidos ni ningún otro sonido que el corazón pueda hacer en el momento de bombear la sangre. El centro que debes descubrir es un punto de consciencia por donde los sentimientos entran.

En su forma pura se encuentra vacío, lo impregna esa falta de peso, esa ausencia de preocupaciones, la paz y una luz sutil. Esta luz puede presentarse de color blanco, dorada, rosada o azul. No te esfuerces por ver luz alguna. No intentes, por ahora, percibir la pureza del centro del corazón, lo único necesario es sentir lo que haya allí.

Permite que tu atención descanse tranquilamente en ese punto, respira con suma suavidad y percibe ese aliento que viaja hacia el centro del corazón. Tal vez te resulte útil visualizar una suave luz de tono pastel o una frescura capaz de llenar el pecho. Permite que el aliento entre y salga y mientras tanto, pide a tu corazón que te hable. No lo expreses como una orden, sino que basta con la intención de que tu corazón se exprese.

Durante los próximos cinco o diez minutos, mantente inmóvil, sólo escucha. El corazón comenzará a liberar emociones, recuerdos, deseos, miedos e incluso sueños que tenga acumulados durante mucho tiempo atrás; en ese momento, te descubrirás prestando atención.

Posiblemente y casi al momento, podrás recibir un destello de fuerte emoción, bien positiva o negativa, o un recuerdo que habías olvidado. El ritmo respiratorio podría verse alterado y tal vez lances algún suspiro o exclamación ahogada. Deja que la experiencia fluya. Si sientes que te adormeces o empiezas a soñar despierto, no te alarmes. Simplemente, debes devolver tu atención al centro del corazón. Ten presente que te hable con miedo o con tristeza, deleite o con placer, su mensaje será siempre beneficioso.


LA FINALIDAD DE ESTA MEDITACIÓN ES PRESTAR ATENCIÓN A TU CORAZÓN.

Al continuar con este ejercicio, sentirás que hay tres cosas que se van uniendo de forma natural: la meditación, la purificación y la atención. Estás aprendiendo a ser capaz de escuchar el significado espiritual del corazón: esto es meditación. Estás permitiendo que el material reprimido salga a la luz para ser eliminado: a esto se le llama purificación. Estás escuchando a tu corazón sin que este sea juzgado ni manipulado: esto es atención.

Debido a que este proceso pueda compararse al proceso de lavar una camisa para revelar su blancura, no te incomodes si aparecen fuertes emociones negativas o molestias físicas. Ten en cuenta que son emociones se están retirando, se están purificando; por lo que pídeles que lo hagan sin ningún obstáculo, lo hagan cómodamente. Si surgen voces de miedo o temor, de ira o de duda, pídeles que abandonen con tanta facilidad como estimen. (Deepak Chopra)

https://budalia.com/

Cómo suavizar los Ruidos Mentales. Por Miryam Gomez Obregon.



Reduciendo la interferencia mental para generar mayor bienestar

El cerebro humano es como una máquina muy refinada y compleja, se asemeja a una central de comando. El pensamiento, es un proceso tan usual, que algunos especialistas afirman que tenemos alrededor de 70.000 pensamientos al día, luego entonces, la inquietud de la mente suele ser algo muy normal. Gracias a esto, los seres humanos realizamos gran parte de nuestras actividades en “piloto automático”.

El pensamiento nos ayuda también a resolver problemas, a comparar, analizar y hasta a planificar, entre muchas otras cosas más. Sin embargo, la mente tiende a divagar y le gusta ocupar parte de su atención en asuntos que terminan quitándote tiempo y energía, en vez de enfocarte en el cumplimiento de tus sueños y tus metas.


El ruido mental es una especie de diálogo interno y constante que se produce en la mente casi todo el tiempo. Generalmente, no somos conscientes de ello, y en otras ocasiones puede ser más preocupante, pues llega a ser tan habitual que incluso puede distraer nuestra atención de actividades que la requieren en el día a día como en el trabajo y en los estudios.

Es importante diferenciar los ruidos mentales y los acúfenos, éstos últimos, tienen que ver con la sensación auditiva que no está no provocada por un sonido exterior y como consecuencia ocurren lesiones en el oído. Por estar expuestos constantemente a ésta incómoda sensación, se pueden alterar seriamente los ciclos del sueño, la concentración y la vida habitual hasta el punto de causar la depresión y otros padecimientos. Un tratamiento prometedor contempla la parte la médica (otorrinolaringólogo), y la parte psicológica, pues en ésta última, se nos puede ayudar a aprender técnicas para modificar la conducta a voluntad, incluso en momentos en donde experimentamos ansiedad y estrés de manera inevitable.

Sin embargo, los ruidos mentales son más parecidos a un tocadiscos que repite una y otra vez la misma melodía, obligándonos a escucharla sin cesar, a veces son pensamientos o recuerdos positivos. Es bueno que te plantees la siguiente pregunta: ¿Estos pensamientos me generan mayormente armonía y gozo, o están contribuyendo a que incrementen mis sentimientos de amargura, frustración y enojo? Cuando los pensamientos suelen ser negativos, se intensifican éstas emociones, incrementando nuestros niveles de estrés.

La mayoría de las veces no somos conscientes de este ruido mental, porque es un una parte cotidiana y casi inseparable de nuestra vida. No obstante, cuando tenemos que enfocar nuestra mente en una determinada actividad como el trabajo, el estudio, la lectura, la resolución de problemas… Es en ese preciso momento cuando nos percatamos de que realmente estos ruidos mentales actúan a veces como una interferencia dentro de nuestra mente, quitándonos energía y atención, pues nos distraen de nuestros principales objetivos.


¿Qué podemos hacer para suavizar los ruidos mentales?

“Podemos aprender a dirigir nuestra mente, en vez de permitir que ella nos dirija hacia la automatización. La capacidad de recuperar voluntariamente una atención vagabunda, una y otra vez, constituye la raíz misma del juicio, el carácter y la voluntad. Nadie es dueño de sí mismo si no hay dueño. Una educación que mejorase esta capacidad sería una educación para la excelencia”. William James

No tienes que dedicar horas a este tipo de prácticas, a menos que así lo desees. Recuerda que todo gran recorrido comienza con un primer paso. Te propongo que empieces a practicar la atención plena acompañada de respiraciones largas y profundas por tan sólo 1 minuto al día. Puedes hacerlo cuando estás realizando alguna actividad interesante o divertida para ti, cuando admiras un hermoso e inspirador paisaje, cuando te bañas o cuando tú así lo prefieras.

Si deseas tomar el reto de 33 días, puedes ir añadiendo 1 minuto a tu práctica diaria, hasta llegar a un tiempo que sea cómodo para ti, sin que te resulte extenuante. Con pocos minutos al día de la práctica de esta técnica u otra que elijas, pero con determinación y constancia, podrás tener muchos beneficios para tu salud.

La mente tranquila y sosegada nos permite llegar a soluciones más efectivas y convenientes, ya que podemos concentrarnos más en nuestros recursos reales y visualizar las opciones para realizar lo que deseamos, en vez de sólo ver o escuchar pensamientos que nos generan constante preocupación. Cuando no estamos centrados en el presente, existe un ruido mental que nos hace estar como rumiantes, masticando partes, a veces dolorosas de nuestra propia historia.

Para reducir la duración y la agudeza del ruido mental, te dejo unos sencillos consejos que te pueden incluso ayudar a mejorar algunos procesos cognitivos como la memoria, el pensamiento y la atención misma, entre otros:



La meditación es un proceso a través del cual la mente se purifica, se refina y alcanza su máximo potencial. Una vez que logras esto, todo tipo de éxito en la vida es posible. Sin esta capacitación, es más posible que logres tu propia fatalidad y que se repitan patrones viejos de conducta. Yogi Bhajan

Aunque nuestra meditación sea corta, puede ser poderosa, bella, reconfortante y armoniosa como una dulce melodía, en vez de un molesto ruido. Puedes practicar la atención plena en tus momentos de alegría y gozo, como cuando realizas una actividad que realmente disfrutes, como tomar esa aromática taza de café o cuando te percatas de lo hermoso que se ve la puesta de sol que tienes justo frente a tí, como un maravilloso espectáculo. Recuerda que los pensamientos y las emociones van de la mano.

Podemos encontrar paz interior tratando de aquietar nuestra mente por medio de la práctica del silencio, apoyándonos en cualquiera de las técnicas referidas anteriormente o alguna de tu preferencia. Esto te ahorrará una gran cantidad de energía mental y de tiempo, en vez de contribuir al estrés crónico y a sus efectos tan perjudiciales en nuestra salud. De ésta manera, podrás centrar más tu atención en los aspectos que son importantes, esto no te hará una persona pasiva, pero sí más asertiva, pues cuando la mente está en quietud y calma: la ansiedad, los miedos, el nerviosismo, la impaciencia y muchas preocupaciones se desvanecen, al menos por algún tiempo y tenemos quietud en nuestra mente y mayor claridad.

Para que te animes a empezar a practicar estas técnicas y así recibir los beneficios en tu salud, te dejo estos artículos de PsicoActiva que te pueden ayudar:

· https://www.psicoactiva.com/blog/ejercicios-mindfulness-practicar-atencion-plena/

· https://www.psicoactiva.com/blog/mindfulness-encontrar-la-paz-en-un-mundo-frenetico/

· https://www.psicoactiva.com/blog/terapia-de-atencion-plena-o-mindfulness/

· https://www.psicoactiva.com/blog/80-frases-conciencia-plena/

· https://www.psicoactiva.com/blog/romper-con-los-malos-habitos-con-atencion-plena-aprender-a-hacer-buenas-elecciones/

· https://www.psicoactiva.com/blog/80-frases-conciencia-plena/

Links

· https://www.psychologytoday.com/blog/wander-woman/201205/how-stop-your-noisy-brain

· https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/1488472

· Imágenes: https://pixabay.com/es/


Blog de Psicoactiva



jueves, 11 de enero de 2018

CALENDARIO PERMANENTE (Waldorf-Montessori)


El tiempo es un concepto abstracto y complejo pero muy importante pues marca todos nuestros ritmos: las horas, la noche y el día, los días de la semana, los meses, las estaciones, los años… marcan nuestra actividad diaria.

Entender el paso del tiempo es importante para que nuestros hijos puedan entender mejor el mundo que les rodea, pero todos sabemos que los niños viven anclados en el presente. Un niño pequeño no entiende de pasado o futuro y necesita unos pocos años para empezar a comprender el significado de: “la semana pasada fuimos al cine”, “en verano iremos de vacaciones” o “mañana iremos al parque”. Los más pequeños tienen una conciencia del tiempo muy distinta a la del adulto. La introducción del concepto del tiempo se hace poco a poco, mediante el ritmo. En la siguiente entrada hablamos más detenidamente sobre la importancia del ritmo en los niños, según la pedagogía Waldorf : LEER AQUÍ

Después de mucho buscar en Fun4us nos hemos decantado por este Calendario Permanente que nos viene de la mano de Fizz Ideas


El objetivo de este calendario es ayudar a los niños a entender el transcurso del tiempo a través de colores, elementos y representaciones gráficas, para indicar el paso de los días, meses y estaciones. El Calendario circular permanente está basado en la Educación Cósmica de María Montessori y en la pedagogía Waldorf. Es una poderosa herramienta para la adquisición del concepto abstracto y cultural del tiempo.

Consta de 60 piezas realizadas en madera de haya de 18 mm pintadas con pinturas acrílicas no tóxicas. 35 Espigas de madera de haya de 30×6 mm (distintos colores dependiendo del día de la semana) y 9 piezas de haya para días especiales. Tablero realizado en madera de pino de 16 mm. Protegido con cera natural.

Puede ser utilizado a partir de los 3 años, edad en la que comienzan a desarrollar habilidades de pensamiento abstracto entre las que se encuentra el concepto de tiempo. Con el calendario los niños desarrollarán diferentes habilidades básicas:
Desarrolla el pensamiento abstracto.
Adquirir conceptos tales como el pasado, el presente y el futuro
Aprendizaje de conceptos temporales: día, semana, mes, estación, año
Adquisición de los días de la semana
Adquisición de los meses del año.
Adquisición de los días de la semana
Despierta el deseo de compartir.
Desarrolla la psicomotricidad fina.
El reconocimiento de colores y formas.
Mejora la interacción comunicativa y el desarrollo del lenguaje.

¿Cómo se utiliza?

El calendario anual se presenta con un tablero circular en el que tenemos una zona amarilla en la parte central que representa al sol. Como sabemos, un año es el tiempo que tarda la tierra en dar una vuelta alrededor del sol (movimiento de translación).

Rodeando esta zona central, encontramos 31 agujeros que corresponden con los días que contienen cada uno de los meses. Cuando se inicia el mes, se colocan las espigas en dichos agujeros (31, 30, 28 o 29, dependiendo del período que se comience). A su vez, estas espigas se presentan en siete colores diferentes que se corresponden con cada día de la semana, siguiendo las indicaciones de la pedagogía Waldorf:

Lunes Violeta Viernes Verde

Martes Rojo Sábado Índigo

Miércoles Amarillo Domingo Blanco

Jueves Naranja

Los meses se representan con 12 sectores de color que responden al círculo cromático de Goethe, que a su vez están divididos en sectores, que se corresponden con las semanas. Así, los colores se agrupan de la siguiente manera:

Invierno: Púrpura y azul . Verano: Amarillos y naranjas.

Primavera: Verdes Otoño: Rojos y marrones.

Al inicio del año natural o del día que empecemos a usar nuestro calendario, distribuiremos las piezas de “días especiales”, que permiten al niño identificar espacios temporales ya conocidos: cumpleaños, viajes, fiestas… Cada uno dibujará en la propia madera o en las etiquetas circulares de color un elemento que considere representativo del evento que se celebra.

El siguiente paso será ir colocando cada día la espiga del círculo central que corresponde con el número y el color del día de la semana en su agujero correspondiente.

Las piezas son reversibles, de modo que, cuando ha terminado la semana en la que estamos, se les da la vuelta y las piezas se quedan en madera natural (sin color). Las espigas que han compuesto la semana volverán a la zona central también dadas la vuelta para mostrar una zona sin color. De esta manera, indicamos el paso del tiempo: color = futuro/ ausencia de color = pasado.

Por último, según va pasando el tiempo, va apareciendo un icono que se identifica con cada una de las estaciones. El dibujo se completa al pasar los tres meses.




Puede encontrar nuestros Calendarios visitando nuestra página web Fun4us Como son hechos de forma artesanal, no siempre hay en stock y el plazo de entrega puede variar, para reservar su Calendario y/o consultar su disponibilidad puede CONTACTAR CON NOSOTROS



https://fun4us.org

7 indicadores de Sufrimiento Emocional



“El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional.” Buda

La vida está llena de gratos momentos, pero también contiene retos, adversidades y en muchas ocasiones, es inevitable enfrentar dolor… El sufrimiento tiene más que ver con la respuesta cognitiva y emocional que presentamos ante este tipo de circunstancias. Cuando una persona tieneequilibrio emocional, se va fortaleciendo con cada batalla que la vida le presenta. Sin embargo, existe mucha gente que está experimentando un tremendo sufrimiento emocional, aunque traten de enmascararlo de diferentes maneras. De acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU., casi 1 de cada 5 personas (42,5 millones de estadounidenses adultos) sufren de una condición de salud mental diagnosticable.

“Quien piense que la vida es dicha absoluta, va a perder mucho tiempo, sufriendo y llorando por aquí y por allá, sintiendo que le han robado… En el golf no todas las pelotas caen en el hoyo; muchas de las carnes son difíciles de masticar; la mayoría de los niños crecen para ser personas comunes y corrientes; muchos de los matrimonios felices requieren un índice de tolerancia mutua; a menudo, la mayoría de los trabajos son más aburridos que otros…. La vida es como viajar en un tren antiguo: Hay retrasos, desvíos, humo, polvo y sacudidas; todo ello interrumpido de vez en cuando por hermosos paisajes y emociones aceleradas.” Jenkins Lloyd Jones

La clave está en guardar con gratitud estos momentos en nuestra mente y corazón, vivir con plenitud y no simplemente tratar de sobrellevar la vida.

Las personas que padecen sufrimiento emocional son víctimas de sus propios temores y angustias. Generalmente tienen sobre sí una sobrecarga de estrés. Cuando este tipo de situación perdura a través de los años, desencadena otro tipo de padecimientos. Es muy común que la gente cercana y miembros de la familia no reconozcan los cambios en el comportamiento hasta que es demasiado tarde. Por ello, te dejo esta pequeña guía para que puedas identificar el sufrimiento emocional en ti o en alguien que amas y así poder ayudarle.

Estas conductas no deben ignorarse o tomarse a la ligera. Si alguno de estos síntomas se manifiesta en ti, platica con tu médico y solicita un examen físico completo (check-up), ya que muchas de estas conductas pudieran tener su base en algún padecimiento físico importante, recordemos que nuestro cuerpo es sabio y trata de mandarnos señales de alerta cuando necesita atención, sólo que generalmente vamos por la vida corriendo e ignorando nuestras propias necesidades. Si todo está bien en ese aspecto, es recomendable considerar la ayuda psicológica profesional.


7 Indicadores de Sufrimiento Emocional

1. Dificultad para manejar la ira o para controlar el temperamento.

Puedes observar un incremento de sentimientos de ira y agitación. Aquel que carga sobre sí una excesiva carga de sufrimiento emocional puede obsesionarse con algunas situaciones y reaccionar con agitación, motivado por la angustia. Sus cambios de humor suelen ser como los cambios del viento, a veces impredecibles y tempestuosos, por lo explosivos e irracionales que se muestran, esto es porque el dolor aparece en muchas formas y la ira es sólo una manera de sacar esas emociones tan incómodas, es una manera de pedir ayuda, aunque parezca lo contrario.

¿Te sientes bien cuando estás solo, pero explotas con tu pareja, tus hijos, tus amigos o tus compañeros de trabajo? Puedes poseer una sobre carga de estrés, una situación que es peligrosa para tu salud tanto física como mentalmente, así mismo, es poco saludable y para las personas que te rodean.

2. Cambios en la actividad social


¿Te parece bien salir con los amigos o el trabajo, pero en el momento justo antes de salir prefieres saltar a la cama y simplemente “vegetar”? En alguien que solía disfrutar de estar cerca de otras personas, quizás podría empezar a experimentar sensaciones de desagrado al tratar de estar con otros, por lo que podría dejar de asistir a reuniones, escuela e incluso al trabajo.

Puede presentarse de manera gradual y se da como una respuesta de lucha o huida, se puede preferir permanecer lejos de los demás o, todo lo contrario; esto para evitar estar consigo mismos y esas emociones tan incómodas. La sensación de miedo y angustia pueden afectar al punto que no se pueden conectar con otras personas como lo hacían anteriormente.

3. Cambios en el cuidado de su persona.


Si has dejado de cuidar de ti mismo como lo hacías anteriormente. Esta persona también puede participar en actividades donde su salud, su integridad o su vida se pudieran poner en riesgo.

Un ejemplo es presentar patrones de sueño cambiantes: Si despiertas antes de lo usual, si duermes menos de lo habitual, si no puedes conciliar el sueño cuando te acuestas o si te despiertas después unas pocas horas de haberte acostado y no puedes volver a dormir o si de plano tienes insomnio y presentas sueño excesivo durante el día, puede estar relacionado con la angustia emocional.

4. Excesiva angustia y sentimiento de desesperanza.

Esta persona puede parecer superada por la impotencia y tristeza. Podría estar sufriendo a consecuencia de un trauma que está resurgiendo o un extremo dolor. Ellos podrían estar experimentando problemas de autoestima, vergüenza y culpa. Pueden comenzar a hablar sobre el suicidio en pequeños comentarios, empiezan a creer que la vida es mejor sin ellos. Si vives constantemente como si “la gota fuera a derramar el vaso”, puedo afirmar que algo en ti está pidiendo atención y ayuda inmediata.

“La clave es la frecuencia con que se siente esta sensación de malestar, lo perjudicial de sentirse así, y cuánto tiempo dura, esto es lo que puede ayudar a determinar la gravedad de su situación”, dice Abby Aronowitz, PhD.

5. Presencia de comportamientos: Obsesivo-Compulsivos.

¿Has perdido parcialmente tu capacidad para disfrutar al máximo la vida, debido a que estás constantemente preocupado sobre algo malo que crees que va a suceder? ¿Te toma una hora o más para poder salir de tu casa porque estás atascado con una serie de “rituales”, como tocar cosas o volver a comprobar las cerraduras, la estufa u otro aspecto a pesar de que aparentemente no tiene una razón lógica? Si es así, puedes tener más ansiedad en tu vida lo que puedes manejar solo adecuadamente.

“Las obsesiones son pensamientos repetitivos que se asemejan a la preocupación y van acompañados de ansiedad. Las compulsiones son actos de comportamiento diseñados para eliminar esa tensión que producen las obsesiones. Sin embargo, éstos, generan más ansiedad y más rituales contraproducentes en la persona. Cambiar lo que sentimos es una forma de resistencia, y cuanto más nos resistimos, cuanto más nuestro sufrimiento persiste.

Cuando no hay alivio del dolor emocional, las personas pueden llegar a buscar aliviarlo a través del uso y abuso de las drogas ilegales, también de las permitidas como el alcohol, el tabaco y fármacos; se puede buscar sentirse mejor por medio de la comida, el sexo u otras conductas que debido a la obsesión y a la compulsión que se puede presentar hacia ellas, pueden resultar destructivas, ya pueden hacer que disminuyamos nuestra calidad de vida, y la capacidad de satisfacción se puede ver afectada en diferentes áreas.

Un ejemplo muy común de lo anterior son los cambios de peso y en patrones de alimentación. ¿Te encuentras constantemente pensando en la comida con ansiedad o repulsión por la idea de comer? Podría ser otra señal de angustia emocional.

6. Cansancio, falta de energía y fatiga crónica.

Cuando el cuerpo no puede manejar la sobrecarga emocional, simplemente empieza a bloquear ciertas funciones, y a menudo se manifiesta como resultado una sensación de cansancio y fatiga extrema.

7. Deseo sexual disminuido

y la incapacidad de sentir placer o de no llegar al orgasmo en el acto sexual, pueden ser una señal de angustia emocional. Mientras que la angustia puede estar vinculada a su relación de pareja, los expertos dicen que podría estar relacionada con un área totalmente diferente de tu vida.

Cuando los pacientes manifiestan síntomas inusuales y éstos no tienen que ver con alguna condición médica, puede ser señal de que su cuerpo esté experimentando algún tipo de malestar emocional. El dolor físico es una señal de alerta del cuerpo, nos dice que algo requiere nuestra atención inmediata.

Si alguno de estos síntomas parecen verdad para ti, habla con tu médico y solicita un examen físico completo. Si todo está bien físicamente, es aconsejable que busques la ayuda de un psicólogo.


¿Qué puedo hacer si alguien que amo está padeciendo de sufrimiento emocional?


Trata de hacer conexión con la otra persona por medio de la empatía, invitarlo a salir y a realizar actividades que solía disfrutar, trata de darle esperanza y ofrecerle tu apoyo. Trata de mostrar compasión, cuidado y la voluntad para encontrar una solución cuando la persona afectada puede incluso no tener el deseo de ayudarse a sí misma. Es importante crear redes de apoyo, puedes sumar esfuerzos con las personas que comparten tu preocupación por esa persona y tener presente que no siempre va a querer ser ayudada por nosotros, es mejor dejar las cosas en manos de profesionales y hacer nuestra mejor parte haciéndole sentir que nos importan.


https://www.psicoactiva.com

20 frases de Pablo Neruda para enamorarse inclusive del desamor.




El poeta Pablo Neruda nació en Chile en el año 1904 en el seno de una familia humilde y ya desde muy pequeño enfrenta la adversidad cuando su madre muere de tuberculosis teniendo él sólo un mes de vida.

Pablo Neruda muestra un carácter rebelde que lo enfrenta a su padre ya desde la adolescencia. Se orienta dentro de la corriente comunista, se viste como los bohemios de principios del siglo XX y a pesar de que su padre se oponía a que escribiera, él decidió publicar su primer libro de poemas llamado “Crepusculario”, para lo cual vendió todos sus muebles e incluso el reloj que le había regalado su padre.

Después de que le negara toda asistencia económica, Pablo Neruda acepta un cargo diplomático en Birmania y luego en Sri Lanka. Luego de varios destinos en España, México y Cuba, vuelve a Chile en donde se enfrenta con el Presidente Videla por apoyar la protesta sindical.

Neruda huye de Chile con la ayuda de amigos y recién puede volver en 1952 pero enferma después del Golpe de Estado del año 1973. Afortunadamente no tuvo que ver cómo saqueaban y destruían sus casas de Santiago y Valparaíso, todo esto en medio de una gran tensión política.

Este escritor inmenso, sensible y enamorado del amor, supo interpretar el corazón de hombres y mujeres y dejó impresos en cada uno de sus poemas sentimientos profundos que son dignos de mencionar.

Al igual que en su libro más famoso “20 poemas de amor y una canción desesperada”, hemos recopilado 20 frases maravillosas para leer y releer.

¡Qué enorme placer es poder disfrutar de la obra de un genio de las emociones!

1) Un hombre que posee una mujer y un hogar, ya es un poco rey.

2) Muere lentamente quien no ha viajado, quien no lee, quien no escucha música, quien no sabe encontrar la belleza con los ojos.

3) No hay nada tan hermoso como perder el tiempo.

4) ¡Ah! ¡Si pudiéramos tan sólo con una gota de poesía o de amor aplacar el odio en el mundo!

5) Si nada nos salva de la muerte, al menos el amor debería salvarnos de la vida.

6) ¡Era tan hermoso vivir cuando tú vivías!

7) El niño que no juega, no es un niño. Pero el hombre que no juega perdió para siempre al niño que vivía en él y que le hará mucha falta.

8) Hay una sola palabra gastada, pero que brilla como una moneda antigua: “Gracias”.

9) Queda prohibido no sonreír ante los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños.

10) Olvidemos con generosidad a aquéllos que no pueden amarnos.

11) Algún día en cualquier parte, en cualquier lugar indefectiblemente te encontrarás a ti mismo, y ésa, sólo ésa, puede ser la más feliz o la más amarga de tus horas.

12) Me gustas cuando callas porque estás como ausente.

13) Llévate el pan lejos de mí, quítame el agua si lo deseas; pero nunca me niegues tu sonrisa.

14) ¿Sufre más aquél que espera siempre que aquél que nunca esperó a nadie?

15) Es tan corto el amor y tan largo el olvido.

16) La timidez es una condición ajena al corazón, una categoría, una dimensión que desemboca en la soledad.

17) Te toqué y mi vida se detuvo.

18) De todos los fuegos, el amor es el único que no puede extinguirse.

19) Muere lentamente quien no corre riesgos para cumplir sus sueños. ¡Vive ahora! ¡Arriésgate! ¡Hazlo ya! ¡No te dejes morir lentamente! ¡No te prives de ser feliz!

20) Había sed y hambre, y tú fuiste la fruta. Había dolor y ruina, y tú fuiste el milagro.


¿Cuál elegiste?


https://saludable.guru


La verdad sobre el Trastorno Bipolar Por Andrea Sánchez



Desde que aparecieron las manuales psiquiátricos de diagnóstico, muchos trastornos se han hecho populares alrededor del mundo.

No necesariamente por la cantidad de personas que puedan padecerlos, sino porque a partir de una sintomatología aparente, tendemos a querer colocarle un nombre a todo.

De allí, que ante diversas reacciones, respuestas o acciones de personas a nuestro alrededor, colocamos etiquetas sin realmente saber a qué nos estamos refiriendo. En este sentido, se ha hecho sumamente común utilizar la palabra “Bipolar” de forma peyorativa, para etiquetar a personas cuyos cambios de humor no comprendemos. Pero, ¿realmente conocemos la verdad sobre el Trastorno Bipolar?

Lo más probable es que la mayoría de la población no la conozca. Simplemente nos dejamos llevar por la interpretación o el propio significado que le damos a la palabra y no nos damos a la tarea de investigar. Hacemos referencia a la bipolaridad simplemente como cambios de humor constantes y sin explicación, y realmente es mucho más que eso.

El Trastorno Bipolar, está especificado en los manuales psiquiátricos como uno de los Trastornos afectivos, que se presenta cuando la química del cerebro se ve afectada, produciendo cambios en los estados de ánimo, que conllevan a respuestas que parecen no estar acordes o no se explican por situaciones externas.

Sí es cierto que cuando una persona presenta el Trastorno Bipolar, manifiesta cambios de humor o en el estado de ánimo; sin embargo, estos estados de ánimo tienen una duración específica en cada caso, llamándose entonces “episodios” variando de la manía a la depresión.

Hay diversos tipos de trastorno bipolar, y ellos se clasifican en relación a la intensidad de los síntomas y la duración de los episodios. Sin embargo, independientemente del tipo de trastorno bipolar que se padezca, los dos estados entre los que el ánimo fluctúa son la depresión y la manía.

Los episodios maníacos se caracterizan por períodos delimitados en los que el estado de ánimo es excesivamente elevado, irritable o expansivo.

La persona puede manifestar una alegría extremadamente intensa que no va acorde a la situación, o irritabilidad manifiesta ante cualquier situación.

Suele presentarse también a través de períodos de hiperactividad, poco o nulo control de los impulsos, llevando a las personas a cometer actos ilícitos o inmorales, gastar dinero o comer excesivamente, tener ideas exageradas de grandiosidad incluso llegando a ser delirantes, padecer de falta de sueño o exceso de energía, mostrarse verborreicas, distraídas, entre otras cosas.

Por otra parte, los episodios depresivos se caracterizan por alteraciones en el sueño y la actividad, las personas pueden dormir excesivamente o no dormir nada, de cualquier forma tienden a sentirse cansadas.

Nada ni nadie los motiva perdiendo entonces a ilusión, pueden mostrarse ansiosos o irritables, y los acompaña un estado de tristeza significativo y constante.

Sin embargo, esto no son los únicos síntomas definitorios del trastorno Bipolar, simplemente se trata de los estados de ánimo entre los que una persona fluctúa. El trastorno bipolar se caracteriza además por una importante falla en el control de las emociones, por lo que cualquier evento puede considerarse como detonante.

Entre un estado y otro, la persona puede experimentar episodios de aparente “normalidad” que pueden durar días, semanas, meses e incluso años. Sin embargo, eventualmente los síntomas de alguno de los episodios vuelven a aparecer.

Aunque es un trastorno que hasta los momentos no tiene cura, con el tratamiento psicológico y farmacológico adecuado, los síntomas pueden controlarse al punto de que las personas pueden desarrollar su vida con normalidad y desenvolverse de forma funcional.

El tratamiento farmacológico usualmente incluye medicación con anti psicóticos, que actúan como reguladores conductuales para los episodios maníacos, y antidepresivos que trabajan con la química cerebral para el control de los síntomas depresivos.

Aunque la medicación es una de las herramientas más importantes para el tratamiento de este tipo de trastornos, esta siempre debe acompañarse con atención psiquiátrica o psicológica para optimizar los resultados.

De cualquier forma, el Trastorno Bipolar es una de esas entidades de las que debe hablarse más a menudo, para informas y crear conciencia acerca del mismo; entender de qué se trata realmente, brindar apoyo a quien lo padece, y sobre todo, hacer un uso correcto del término.

https://www.psicologiaenaccion.com


miércoles, 10 de enero de 2018

20 frases de mujeres increibles para inspirar a mujeres fuertes y seguras .




La Historia todavía tiene una deuda pendiente con las mujeres. Si bien muchas historiadoras y también historiadores tomaron la determinación de contar lo importante que fueron muchas mujeres para la independencia de sus países, para la ciencia o para la cultura, aún queda mucho por decir de tantas mujeres inteligentes y sagaces que desafiaron los estereotipos y en cada momento en que les tocó vivir, supieron destacarse y sobresalir por propia determinación y sin la ayuda de nadie.

Hoy, muchas son sostén de su hogar, hacen de padre y madre de sus hijos, son empresarias, comerciantes y abnegadas trabajadores en las tareas que desempeñan. Ellas también hacen Historia. Todas hacemos Historia.

Vamos a reivindicar a esas mujeres que dejaron huella recopilando algunas de sus frases que independientemente del momento de la Historia en que las hayan expresado, siguen siendo vigentes y son una enseñanza para las generaciones que siguen; porque no hay homenaje más grande para una mujer que el reconocimiento de otras mujeres.

1) Me pinto a mí misma porque soy a quien mejor conozco.

Frida Kahlo: Artista mexicana que supo superar el infortunio.

2) Nadie puede hacernos sentir inferiores sin nuestro consentimiento.

Eleanor Roosevelt: Defensora de los derechos sociales, diplomática y Primera Dama de Estados Unidos.

3) El amor jamás reclama; da siempre. El amor tolera, jamás se irrita, nunca se venga.

Indira Gandhi: Estadista y política hindú.

4) Sería bueno sentir menos curiosidad por las personas y más por las ideas.

Marie Curie: Física y química polaca, ganadora de 2 Premios Nobel.

5) Los maridos no son nunca amantes tan maravillosos como cuando están traicionando a su mujer.

Marilyn Monroe: Actriz estadounidense que contribuyó a la liberación de ciertos tabúes en relación a la mujer.

6) Soportaría gustosa una docena más de desencantos amorosos, si ello me ayudara a perder un par de kilos.

Colette: Novelista francesa.

7) Encanto es lo que tienen algunos hasta que empiezan a creérselo.

Simone de Beauvoir: Novelista e intelectual francesa.

8) No puedo parar mientras existan vidas que salvar.

Edith Cavell: Salvó decenas de vidas durante la Primera Guerra Mundial.

9) ¿Miedo a la muerte? Uno debe temerle a la vida, no a la muerte.

Marlene Dietrich: Actriz y cantante alemana.

10) Atiende a la pobreza, la humildad y la caridad de Cristo.

Santa Clara de Asís: Religiosa y Santa italiana.

11) Los hombres pelean; sólo Dios da la victoria.

Juana de Arco: Mujer guerrera y Santa que logre la liberación de Francia.

12) Aquellos que no se mueven, no notan que están encadenados.

Rosa de Luxemburgo: Filósofa y activista polaca.

13) El amor puede ser un pasatiempo y una tragedia.

Isadora Duncan: Bailarina estadounidense.

13) Nadie se queja de tener lo que no se merece.

Jane Austen: Escritora británica.

14) Si una buena causa te lleva a la locura, pregúntate si, como seres humanos, la razón justifica tus actos.

Jane Fonda: Actriz estadounidense.

15) Envejecer no es para los débiles.

Bette Davies: Actriz estadounidense.

16) El perfume anuncia la llegada de una mujer y alegra su marcha.

Coco Chanel: Diseñadora de moda francesa.

17) Cuando un hombre se echa atrás, retrocede de verdad. Una mujer sólo retrocede para tomar carrera.

Zsa Zsa Gabor: Actriz de origen húngaro.

18) La belleza es cómo te sientes en tu interior, y se refleja en tu mirada.

Sophia Loren: Actriz italiana y mito erótico del cine europeo.

19) Hay que escuchar a la cabeza, pero dejar hablar al corazón.

Marguerite Yourcenar: Escritora francesa.

20) Si consigo impedir que un corazón se rompa, no habré vivido en vano.

Emily Dickinson: Poetisa estadounidense.

¡Cuánta verdad en las palabras de estas mujeres maravillosas! Más allá del rol que cada una haya jugado en la Historia y lo que haya hecho en su vida, supieron cosechar enseñanzas y experiencia y hoy tenemos la fortuna de aprender de todo lo que ellas vivieron.

Seguramente una o varias de estas frases te dejaron pensando en algo que hoy estás viviendo o que ya te tocó vivir. ¡No dejes de compartir tu reflexión personal!



 Por Guru en Octubre del 2017
https://saludable.guru