miércoles, 20 de septiembre de 2017

Por qué olvido rápidamente lo que leo y cómo mejorar mi memoria lectora. Por Marta Guerri


La mayoría de nosotros olvidamos rápidamente la mayor parte de la información a la que estamos expuestos. Nuestros cerebros se han desarrollado para hacerlo de este modo. Esto es algo normal y totalmente adaptativo, ya que la mayor parte de la información a la que estamos expuestos no es importante para nuestro correcto funcionamiento diario.
Las emociones y los recuerdos
La información entra en nuestro cerebro a través de nuestros sentidos, pasa por la memoria sensorial, la memoria a corto plazo y termina en la memoria de trabajo. En la memoria de trabajo dicha información se mantiene durante unos 80 minutos aproximadamente. Si no le damos a nuestro cerebro una buena razón para integrar la información en nuestra memoria a largo plazo, se desvanece en poco tiempo.
Para integrar de forma duradera la nueva información en la memoria a largo plazo, tenemos que pensar en ella de forma efectiva. El aprendizaje requiere dos características para ser eficaz:
1.      Nueva información que se utilice repetidamente
2.    Nueva información esté conectada con un conocimiento previo
Por lo tanto, si deseamos recordar lo que leemos, tenemos que parar de vez en cuando y pensar en aquello que leemos. Repetirlo. Resumirlo. Identificar patrones. Buscar relaciones con ideas que ya conocemos. En fin, dar a nuestras neuronas una razón para hacer que las dendritas crezcan. Asociarlo con recuerdos poderosos. Asociarlo con las emociones.
Estas dos últimas funciones pueden hacerse de diferentes maneras. Las emociones suelen ser la herramienta más eficaz para generar recuerdos. Por ejemplo, rápidamente, nombra a todos tus maestros de sexto curso. Probablemente no puedas. Puede que te acuerdes fácilmente tres o cuatro y luego lucharás para acordarte del resto. ¿Por qué? Por lo que se grabó en tu memoria emocional. Recuerdas a aquellos cuyas clases te hicieron feliz. También a aquellos que, por algún motivo, te hicieron enfadar. Pero no recuerdas tan fácilmente los que no has asociado con memorias emocionales a largo plazo.
Por qué no se fijan los recuerdos
Hay muchos motivos por lo que nos olvidamos de lo que leemos. Lo más seguro es que probablemente hayamos leído las cosas de una manera bastante pasiva. No podemos recordar aquello que hemos leído pasivamente porque no ha habido una participación activa intelectual en dicho proceso.
Un proceso intelectual activo implica que hemos entendido a fondo lo que leemos en la medida en que:
·         Somos capaces de expresar cada concepto rápidamente con nuestras propias palabras.
·         Somos capaces de relacionar el concepto o conceptos leídos con algo más que hemos aprendido anteriormente o conectarlo con otras ideas en nuestro conocimiento previo.
·         Somos capaces de dar nuestros propios ejemplos para ilustrar el concepto o conceptos.

Cómo recordar mejor lo que leo
Algunos consejos, sobre todo para estudiantes, que desean recordar lo que han leído es practicar una disciplina de lectura como por ejemplo el siguiente:
Prepara el cuerpo y la mente
En primer lugar, es una buena idea aprender y practicar algunas estrategias de relajación simples, como hacer profundas y lentas rutinas de respiración diafragmática, para ayudar a centrar nuestra mente lejos de pensamientos distractores. Pero lo más importante para ayudar a crear un estado de concentración mental óptimo, es encontrarnos bien físicamente en ese momento.
Ten clara la finalidad de la lectura
Debemos decidir cuál va a ser la aplicación final de la lectura que vamos a iniciar, por ejemplo si deseamos obtener una visión global o más bien información detallada de la misma, así como cuánto tiempo podremos invertir en leer, ya que esta decisión determinará nuestro ritmo de lectura.
Utiliza siempre que puedas una técnica de refuerzo visual
Puedes usar un bolígrafo o un lápiz como guía, por ejemplo, para controlar el barrido visual del movimiento sacádico de tus ojos, es algo que utilizan habitualmente los lectores más rápidos que desean concentrar su atención en el proceso.
Haz preguntas
Una manera rápida de lograr resultados productivos en tu lectura es preguntarte constantemente cosas como:
·         ¿De qué está hablando el autor aquí?

·         ¿Qué es importante y relevante en este apartado, en términos de mis objetivos predefinidos o resultados deseados?

Esta ronda de preguntas te ayuda a mantenerte involucrado con tu material de lectura.
Haz anotaciones
No dudes en hacer anotaciones al margen, siempre que el dispositivo te lo permita. Realiza anotaciones en los espacios en blanco de los pasajes de texto que tengan relevancia personal para ti y que te indiquen una llamada a la acción en un futuro.
Puedes expresarlos en términos cortos con siglas como:
PR (preguntas para reflexionar) / IP (idea principal) / IS (ideas secundarias)…
Consolida tus recuerdos
Para completar tu esfuerzo de lectura puedes:
Recapitular y resumir, preferentemente con un mapa mental de ideas o un diagrama de agrupaciones o un organizador gráfico, para consolidar y sintetizar rápidamente lo que acabas de leer.
Un consejo de expertos

Lee sólo lo que necesites, para cumplir con tu objetivo final y según tu disponibilidad de tiempo.
Por lo tanto, según lo que necesites recordar, en realidad ¡no tienes que leer todo el libro!

También es importante señalar que, la prueba de fuego de que tu lectura personal o profesional realmente es eficaz, es saber qué vas a hacer finalmente con las ideas principales y las ideas generadas de lo que has leído, pues esa es la base de todo.

Blog de Psicoactiva


domingo, 17 de septiembre de 2017

Beneficios de dibujar y pintar mandalas.


Si existe algo muy asociado a la palabra “estrés” hoy por hoy, es la palabra “Mandala”. No tenemos muy claro qué son ni qué significa, ni siquiera si es verdad eso qué dicen de que es bueno para el estrés y la ansiedad.

Pero algo que sí tenemos claro, es que los Mandalas han llegado para quedarse en nuestras vidas. No existen muchas cosas que vayan ligadas a la liberación y entretenimiento de la mente a través de diferentes dibujos y pinturas.
Es por ello que es importante saber qué son exactamente los Mandalas y cuáles son los beneficios que nos pueden ofrecer si los utilizamos y los incluimos en nuestra vida.

Qué es y significado de un Mandala

La palabra Mandala significa “círculo”. Un Mandala representa la totalidad, un diagrama cósmico cuya función es recordarnos la relación que existe entre nosotros y nosotras con el infinito, extendida más allá de nuestro cuerpo y mente.
En los Mandalas aparecen todos los aspectos relacionados con la vida, la Tierra, el Sol, la Luna, etc., relacionados con círculos de los vidas que abarcan a amigos, familias y a nuestros entornos. Este tipo de dibujos, están considerados diseños circulares que simbolizan la noción que la vida es un sin fin.

Estos Mandalas siguen una teoría de color que, según el tipo de religión o corriente que sigamos, podremos ver los diferentes significados de los colores que podemos utilizar y que, dependiendo de este, tendrá un efecto u otro en nuestra vida, al igual que su diseño.
Por ejemplo, en el “Budismo tántrico”, los Mandalas incorporan muchas imágenes visuales que buscan la representación de la “luz pura”, recogiendo desde el color blanco hasta el negro, siendo este último el color que abarca el todo y la nada y, el blanco, la paz y el descanso.

Por otro lado, si nos guiamos por el “Budismo tibetano” para pintar nuestros Mandalas, tenemos que tener en cuenta que estos se crean según los textos religiosos dependiendo del propósito con la creación de esa pieza. En este caso, el blanco y el negro son importantes también: el blanco para simbolizar la apertura y el negro para la oscuridad.
En general, el resto de los colores sigue un patrón de simbolismo en los Mandalas que es bastante estable: el amarillo simboliza el esfuerzo, el rojo la memoria, el verde la meditación y el azul la sabiduría.
Beneficios de pintar y dibujar Mandalas
Colorear Mandalas es una actividad que mucha gente disfruta como un hobbie durante sus días de infancia. Puede invocar la llamada “respuesta de relajación” del cuerpo siendo capaz de recuperar las actividades extenuantes y que desencadenen fatigas por algún tipo de actividad que podamos realizar, ya sea en nuestro trabajo, ejercicio físico, etc.

Una vez activada la respuesta de relajación, nuestro sistema nervioso se calmará y se relajará lo que hace que muchos padres y madres opten por libros llenos de Mandalas para colorear con sus pequeños y pequeñas.
Sin embargo, los libros de Mandalas para colorear no sólo son un favorito de las edades pequeñas, sino también de los adultos que pertenecen a la población activa. No sólo por los muchos beneficios para la salud que ofrecen, sino también por convertirse en una ayuda perfecta para los procesos del sueño y la meditación.
La lista de beneficios que nos pueden aportar los Mandalas es amplia, pero los más importantes que podemos encontrar son los siguientes.

Reducción del estrés
Combatir el estrés es una tarea complicada, sobretodo para los que ni siquiera encontramos tiempo para relajarnos. Es por ello que los Mandalas han encontrado la manera de abrirse hueco gracias al efecto colorante que tienen cuando los vamos completando.
Uno de los primeros investigadores en intentar averiguar sus beneficios, descubrió que pintar Mandalas ayuda a las personas a estar más tranquilos y experimentar menores niveles de estrés a la hora de realizar las actividades que se lo provocan, a través de la concentración en las formas geométricas y la combinación de colores que queremos hacer.
Terapia
Los Mandalas para colorear son también utilizados en terapias que buscaban resultados a través de la comunicación no verbal para ayudar a los pacientes a expresarse cómodamente. A través de este tipo de dibujos, personas con demencia y trastornos de estrés postraumático, son capaces de liberar frustraciones y de comunicar sus problemas y emociones de una manera mejor.
Colorear las páginas de los Mandalas es también ideal para aquellas personas que sufren de problemas neurológicos como, por ejemplo, epilepsia. Los estudios son para calmarse y concentrarse utilizando los colores para ayudarse.

Meditación alternativa

El color y la creación de los Mandalas tienen los mismos efectos que la meditación y es por ello que hoy por hoy, muchas personas, luchan por encontrar tiempo y espacio para la meditación y, en el caso de no encontrarlo, intentan encontrar un momento para combinar la actividad que les provoca perder la concentración con pintar Mandalas.
Además, los patrones de colores, circulares y sus formas geométricas, son las características más relajantes que forman parte de los Mandalas y que permiten a las personas estar relajadas y sin preocupaciones.
Por otro lado, colorear Mandalas nos permiten realizar una actividad sin esfuerzo físico serio y estresante, además de una alternativa para equilibrar el cuerpo, el espíritu y la mente.
Consigue que conectemos con nosotros mismos y con nuestros pensamientos, para poder reflexionar e, incluso, cambiar planes y ser más productivos.

Personalización y creatividad

Los libros o páginas con Mandalas para colorear también tienen un objetivo muy claro: ejercitar nuestra capacidad para personalizar y reconstruirnos a nosotros mismos. Cada página de un libro de Mandalas, nos permite y nos abre la posibilidad de agregar un toque nuevo de identidad que después podemos trasladar a otra dimensión de nuestra vida.
Una página puede contener un Mandala en forma de un bosque, un búho o un escenario relajante, por ello desencadenará nuestra creatividad y con ella la calma. Los adultos por lo general tienen problemas y dificultades y, por ello, caen en depresión, pero la creatividad les ayuda a crear una perspectiva positiva en la vida.

Desconexión de la realidad

Junto a lo comentado sobre una especie de meditación alternativa, pintar mandalas nos va a permitir el poder desconectar por completo de nuestra realidad. Hoy en día llevamos una vida constantemente en movimiento. Yendo a trabajar, estando por los niños, cuidando de la casa y a todo ello se suma el que queramos estar bien física y mentalmente. A veces es mejor desconectar y hacer una pausa y no hay nada para ello que sentarse a pintar un mandala.
Te darás cuenta como en el tiempo que le dediques al mandala, no estarás consultando el móvil o viendo si alguien te ha dejado algún mensaje en Facebook.

Concentración en otros ámbitos

Pintar mandalas no solo beneficia en un sentido de reducción del estrés o para desconectar de la rutina del día a día. Muchas personas que han comenzado a dibujar y pintar mandalas explican como el hecho de pasar un rato en esta “terapia”; les permite centrarse más en otros aspectos de su vida.
De este modo, como ocurre con la meditación por ejemplo, gracias a las mandalas podrás desarrollar la capacida de concentración y mejora de esta ya sea en campos como el del trabajo o a nivel personal.

Desarrollo de disciplina

Junto al hecho de desarrollar la capacidad de poder desarrollar tu concentración, para que luego apliques este recurso en otros ámbitos de la vida; los mandalas nos ayudan en el caso de querer aprender o seguir una disciplina. Aunque a la hora de pintar mandalas, tenemos la libertad de elegir los colores, para estos, sí es cierto que las formas y figuras que estos presentan siguen un patrón del que no podemos salir de modo que debemos adaptarnos a este. Con ello te acostumbrarás a seguir la “norma” establecidad y a que te desarrolles en la disciplina diaria.

Activa el cerebro

Junto al hecho de ser algo creativo, el hecho de pintar o dibujar mandalas, nos va a permitir activar los dos hemisferios cerebrales, de modo que gracias al hecho de relajarnos y centrarnos en nuestro mandala, llegaremos a conectar con las actividades de la mente y las habilidades asociadas a cada hemisferio.
Piensa que en los dibujos de los mandalas podemos encontrar distintas figuras geométricas las cuáles son captadas por el lado lógico de nuestro cerebro (hemisferio izquierdo) mientras que los colores y dibujos son captados por nuestro lado creativo (hemisferio derecho).

Nos sentimos mejor

Al pintar mandalas podemos conseguir estar y sentirnos mejor pero no solo porque nos relaja, sino porque en realidad esta actividad, libera endorfinas que hacen que el lado derecho del cerebro (mente lógica, científica), se estimule generando una sensación de bienestar general.

Practica para lesiones de mano o muñeca

Aunque no lo parezca, dibujar y pintar mandalas no es solo algo bueno para reducir el estrés o como terapia de relajación, sino que también podemos decir que aquellas personas que quizás han tenido una lesión en la muñeca o en la mano, pueden dedicar parte de su terapia de recuperación a las mandalas de modo que logren poder tener más juego de muñeca en poco tiempo.
Cuál es la forma correcta de dibujar un mandala

Una vez vistos los beneficios de pintar o dibujar mandalas, tenemos que explicaros que existe un método o una manera que podemos definir como “correcta” para dibujar mandalas y que nos queden como deseamos.
Siguiendo así los pasos a continuación puedes dibujar correctamente tu mandala para luego pintarla de los colores que desees:
Lo primero que necesitas para dibujar tu mandala será tener los materiales necesarios y para ello, necesitará: papel, un lápiz, una regla y un borrador. Ahora debes seguir estos pasos:

Dibuja un cuadrado
El primer paso para aprender cómo dibujar un mandala es dibujar un cuadrado (que luego borrarás) en el papel. Cuanto más grande sea, más espacio tendrás para tu mandala
A continuación, utiliza la regla y un lápiz para dibujar un punto en el mismo centro del cuadrado , como se muestra arriba.

Dibuja puntos
El siguiente paso es dibujar una serie de puntos alrededor de ese punto . Una vez que hayas dibujado el punto en el centro del cuadrado, una forma fácil de dibujar puntos es utilizar una brújula. Si no tiene una brújula, no te preocupes – dibujar círculos es fácil si sigues estos pasos :

Usando la regla, mida hacia fuera 1 centímetro (o más o menos – dependiendo de su preferencia) con respecto al punto del centro. Haz una marca de esos centímetros arriba, abajo, a la izquierda ya la derecha desde el punto central, como hemos mencionado.

A continuación, mide otra distancia del punto central. Puede ser 1,5 centímetros desde el punto central, usando el mismo proceso que antes, marca a esta misma distancia en la parte superior, abajo, a la izquierda ya la derecha del punto central. Y a partir de la primera marca realizada.

Puede seguir haciendo tantas filas de estos puntos como desese . Para comenzar puedes dibujar tres filas
Lo importante es asegurarse de que los puntos que haces son todos equidistantes del punto central.

Conecta los puntos

Ahora que has dibujado tus puntos, es hora de conectarlos . Dibuja una línea recta vertical que conectelos puntos que suben y bajan, y una línea horizontal recta que conecte los puntos que van uno a cada lado. A continuación, dibuja otra serie de puntos a las mismas distancias del centro que tu primera serie de puntos . Trata de hacerlos en un ángulo de 45 grados a las líneas perpendiculares.

Dibuja cuatro filas de puntos, haciendo una gran forma de x .
A continuación, utiliza la regla para conectar los puntos que acabas de hacer.  Ahora nos tocará conectar los puntos en círculos . Para ello, empieza por un punto y dibuja una línea curva en el punto siguiente, y así sucesivamente.

No te preocupes por hacer los círculos “perfectos”. No estamos preocupados por la perfección. Sólo tienes que dar un paso a la vez, el que va de punto a punto.
Está bien si cometes errores. Si esta es tu primera vez aprendiendo a dibujar un mandala, vas a equivocarte sin duda, así que con la practica irás mejorando y además,  dibuja suave para que puedas borrar en caso de que te equivoques.

Dibujar diseños para tu mandala

Ahora que has dibujado el esquema básico para tus mandala, puedes comenzar a dibujar diseños en tu mandala.
Para ello, puedes utilizar un lápiz, lápices de colores, tintas, crayones, o lo que elijas.
Lo que puedes hacer es comenzar desde el centro, o puede comenzar desde cualquier lugar donde te sientas inspirado para hacer algunas marcas.

El uso de las líneas y círculos que dibujes como directrices, te permitirán dibujar formas como círculos, triángulos, gotas de lluvia, bucles, etc .
Lo importante es repetir el patrón . Por ejemplo, si dibujas un círculo en una de las líneas, asegúrate de dibujarla en el mismo punto en las otras líneas.

Esto crea la repetición , que es un elemento clave en la creación de un mandala.
A medida que dibujas más y más diseños, tu mandala comenzará a verse más compleja.
La clave es tomarlo lentamente , dibuja una forma a la vez y dando la vuelta a todo el círculo dibujando esa forma en el lugar correcto.
A continuación, construye esa forma dibujando otras formas alrededor del círculo de la misma manera y así podrás acabar con un bonito mandala que puedes pintar.

Cuál es la forma correcta de colorear un mandala

La idea de dibujar nuestro propio mandala, nos permite que elijamos también el patrón que queramos para pintarlo. Como el mandala seguirá el patrón de figuras que hayamos hecho nosotros mismos, podemos elegir los colores para cada círculo y forma.
Elige un color para cada espacio de manera que al final el mandala pintado repita ese patrón y te quede como vemos por ejemplo, arriba.

Usos de los mandalas

En cuanto al uso de los mandalas, sabemos que desde los viejos tiempos, los mandalas se usaron como símbolos básicos para la concentración y la meditación, el proceso de madurez personal, la protección y la curación. Pero tenemos que decir que existen varias técnicas de meditación con mandalas, ya que hay diferentes religiones, culturas, contextos filosóficos y artísticos de modo que en cierto modo la meditación será su uso más extendido.

Con la ayuda de los mandalas, podemos gradualmente encontrar el camino hacia nuestro yo; podemos ser conscientes de quiénes somos, por qué estamos aquí y cuál es nuestro propósito en la vida. Ha llegado el momento de encontrar, cultivar y compartir de nuevo la paz y la armonía dentro de nuestros corazones. Sólo un corazón puro, pensamientos finos y palabras suaves nos llevan a una nueva era.


Las palabras de Thomas Merton pueden usarse para expresar el propósito de los mandalas: “Un hombre medita en un mandala con la intención de dominar su psique en lugar de dejar que su psique lo controle.” Durante la meditación a través del mandala, podemos construir nuestros arreglos internos o hacerlos desaparecer Un hombre no medita para aprender una doctrina religiosa, sino para convertirse en Buda, entronizado en su propio centro “.

https://viviendosanos.com


La Aromaterapia para el Tratamiento de Enfermedades.


Es conocido que los aromas tienen el poder de transportarnos a diferentes lugares, pueden traer a nuestra mente recuerdos, situaciones y personas. El poder de la aroma-terapia radica en el sentido del olfato y su conexión directa con el sistema límbico el cual regula nuestras emociones. La aroma-terapia se complementa con la terapia de aceites esenciales, la cual utiliza el extracto de plantas para equilibrar la salud del ser humano, tanto física como mental. Esta práctica holística puede ser usada de manera preventiva, y activa para el tratamiento de enfermedades.
La aromaterapia se puede definir como el uso controlado de aceites esenciales para mantener y promover el bienestar físico, psicológico y espiritual. —Gabriel Mojay

ACEITES ESENCIALES Y SUS PROPIEDADES

La utilización de estos aceites debe hacerse bajo control de un terapeuta especializado. Advertencia: nunca se deben ingerir o aplicar sobre la piel aceites esenciales en su estado puro.
Árbol de té: Fatiga, agotamiento mental y fisico. Falta de emotividad, de creatividad y de fuerza. Para personas que suelen perder con facilidad su energía vital; que han bloqueado sus emociones y se sienten sucias y/o indefensas.
Geranio: Pasividad, indecisión, pérdida de la fuerza de voluntad, estancamiento. Para las personas que les cuesta plasmar sus ideas, se bloquean y les falta fuerza para cambiar la situación. Su mente se mantiene en constante actividad, mientras ellas permanecen pasivas y estáticas. Les aporta entusiasmo, concreción, equilibrio, desarrollo de la creatividad. Integra la voluntad y el pensamiento.
Mirra: La mirra ayuda a restañar las heridas y borrar las cicatrices emocionales, aportando claridad de visión interna, permitiendo la conexión espíritu-mente-cuerpo; insufla el valor necesario para enfrentarse a sus propios miedos y motivaciones para vivir plenamente.
Canela: Útil en personas que parecen no interesarse por nada. Viven en su propio mundo de fantasías. Carecen de la capacidad de transformar sus propios sueños en realidad, por haber bloqueado sus sentimientos, emociones y creatividad.
Lavanda: Agitación, ansiedad, impaciencia, inquietud, desasosiego, angustia, cansancio, abatimiento. Indicado en personas que están desarmonizadas. Para los que están desequilibrados afectivamente, inquietos, irritables, estresados y alarmados. La Lavanda armoniza y equilibra las emociones, ayuda a las prácticas espirituales, aporta paz, armonía, calma, serenidad.
Romero: Olvido, desarraigo, aislamiento, desagradecimiento. Para personas a las que les cuesta mucho concentrarse. Para los que no quieren aprender. Son personas hurañas, esquivas, desatentas. En general se produce una desconexión entre el sistema de transmisión de la mente y el cuerpo. Este equilibra las funciones de transmisión interna y ayuda a vivir positivamente en plena comunicación con uno mismo y con los demás.
Manzanilla: Ansiedad, desequilibrio emocional, hipersensibilidad, angustia con opresión en el pecho. Cambios emocionales bruscos. Personas que suelen cambiar de estado de ánimo fácil y rápidamente. Tendentes a las tensiones físicas y trastornos psíquicos. El estrés forma parte de ellas. Duermen mal, sufren pesadillas y a veces sonambulismo. Se conmueven fácilmente.
Tomillo: Depresión endógena, ansiedad, tristeza, hipocondria. Carencia de fortaleza física y espiritual para salir de las crisis. Para personas que nunca paran y llegan al agotamiento extremo. No reconocen sus límites y no hacen nada para invertir la situación hasta haber agotado todas sus defensas, psico-físicas.
  • Rosa: Antidepresivo, ansiolítico, antiespasmódico.
  • Bergamota: Antiséptico, astringente.
  • Sándalo: Antiséptico, ansiolítico.
  • Ilang-ilang: Antiséptico, afrodisíaco.
  • Mirra: Antiséptico, ansiolítico.
  • Azahar: Sedante, ansiolítico, antiespasmódico.
  • Manzanilla: Sedante, antiespasmódico.
  • Albahaca: Estimulante, descongestionante.
  • Romero: Antiséptico, estimulante, diurético.
En estudios de laboratorio y estudios animales, se observó que ciertos aceites esenciales tienen propiedades antibacterianas, antivíricas, antifúngicas, efectos calmantes, o energizantes. En las pruebas de inocuidad de los aceites esenciales, se han encontrado muy pocos efectos secundarios negativos. Se encontró que los aceites de lavanda y los del árbol del té tienen efectos parecidos a los de las hormonas. Entérense mas sobre enfermedades y síntomas en nuestro blog amigo, viviendobien.net

https://sanazion.com

Celos, parejas y redes sociales. Por Elena Ruth Mandel


Las redes sociales cambiaron la forma en que los jóvenes se comunican y relacionan.
Me pregunto si en las redes sociales mostramos realmente la persona que somos o creamos una identidad ideal que es solo la mejor parte de nosotros mismos. Se me ocurre que al igual que la luna, todos mostramos nuestra mejor cara.
FacebookYoutubeInstagramTwitter y Snapchat se volvieron "indispensables" en el día a día de muchos adolescentes y son pocos los que renuncian a tener presencia en alguna de estas redes.
¿Quién te escribe? ¿Quién te da like?

Casi todas las personas que están en pareja han pasado alguna vez por la situación de tener que dar explicaciones por sus actos en Internet o que estén relacionados con la tecnología. Suele resolverse con un par de explicaciones, pero puede suceder que algunos se persiguen y se convierten en stalkers, buscando día y noche evidencias virtuales para corroborar que el otro miente. Como dice el refrán: en boca de mentiroso, lo cierto se hace dudoso.
La forma en que puede afectar lo real y lo virtual, dimensionar la sensación que una persona puede experimentar cada día frente a su computadora o celular y todo lo que allí se despliega. Nuevas y distintas formas de espiar y de ser espiada.
Qué es el Stalkear
Stalkear  es una palabra que cada vez más tiene un mayor auge y utilización en nuestro idioma, pero que deriva del inglés, del verbo “to stalk” que equivale a “acosar”, “espiar” o “perseguir”.
Algo tan simple como ingresar al perfil tu ex, y de ahí a sus amigos, un familiar, compañeros de trabajo a ver sus fotos, actualizaciones, videos, intentar saber lo que piensan y hacen, pero sin ser nosotros un contacto en su red social.
Una persona que pretende revisar tu celular, los movimientos en las redes sociales está manifestando un problema de celos importante y hay que estar muy alerta.
Estar en una relación no implica que tengas que perder tu individualidad, es importante ponerse de acuerdo, ya sea con tener cada uno acceso a la red social del otro, así como en respetar que cada uno guarde para sí mismo las claves de acceso a sus cuentas.
Si te la pasas revisando tu celular en los momentos en que estas en pareja, o te levantas en la noche a mirar tu computadora, es posible que esa actitud sea malinterpretada.
Pero en algunos casos el acoso es no solamente con las fotos y videos, el Stalker puede saber hasta con quien usted comenta en las redes sociales, algo que se puede tornar muy obsesivo.
Desde un Smartphone hoy se puede chequear minuto a minuto que está haciendo tu pareja, ese chico o chica a quien frecuentas o también tu ex en las redes sociales. Incluso, hasta controlar dónde se encuentra si tiene el GPS activado en su teléfono o ver cuándo fue la última vez que se conectó al chat y si le llegó o no nuestro mensaje. Demasiado, ¿no?

Cuidado con el exceso de control
Las redes sociales funcionan como una especie de pequeña alarma que se enciende ante personalidades controladoras y nos avisan cómo es en ese aspecto la persona que tenemos al lado, incluso sin profundizar mucho en el vínculo.
La falta de configuraciones de privacidad apropiadas, por parte de los usuarios en las redes sociales, ayudan mucho a los usuarios curiosos; en el caso de Facebook, fotos, videos, configuradas como públicas son la fuente de información accesible para las personas que quieren saber más del otro sin su consentimiento.
Los celos en la pareja
¿Qué pasa con la confianza, pero no sólo la confianza que tenemos en nuestra pareja, sino también la que tenemos en nosotros mismos? Si eres celoso o celosa, lo más probable es que lo seas en las redes sociales, en la vida real, tanto de tu pareja como de tus amigos.  Una cuestión de inseguridad, de falta de autoestima, de no estar conformes con nosotros mismos, que nos lleva a querer controlar todo lo que hace el otro, en su vida online como en la real, por temor al abandono. Por más que la pareja intente ayudarnos, es algo que necesitamos trabajar con nosotros mismos y muchas veces es necesaria la ayuda de un profesional.
Es interesante ver que Instagram y Snapchat lideran la lista de las peores redes sociales para la salud mental. Ambas son plataformas fuertemente enfocadas en las imágenes y parecen  estar produciendo sentimientos de insuficiencia y ansiedad en los jóvenes
Otro de los impactos negativos de las redes sociales es que generan miedo de estarse perdiendo algo: un evento social o cualquier actividad en la que otros se hayan divertido. Por eso, muchos revisan constantemente sus cuentas. En este aspecto, Snapchat es la red que más provoca este temor, ya que es la mensajería de lo efímero.
Señales para darte cuenta de  que tu autonomía de decisión está en peligro 
·         Revisan constantemente los comentarios que nos hacen sobre nuestra actividad en las redes sociales.

·         Quieren saber con qué amigos salimos y adónde vamos.

·         Si no pueden encontrarnos o comunicarse, suelen hacer varios llamados o dejarnos mensajes.

·         Cada tanto quieren “sorprendernos” y llaman a la puerta de casa sin avisar.

·         Nos dicen cómo debemos vestirnos, generalmente con comentarios sutiles al principio.

·         Es raro que acepten gente nueva en su círculo íntimo, salvo que sean ellos la conexión directa con esa persona. Toda influencia externa a su círculo es vista como una amenaza.


Blog de Psicoactiva